Posteado por: Diego I. Rosales | 22 enero 2007

¿Qué es un blog?

Mientras ojeaba un álbum de fotografías en el parque fuera de mi casa, se acercó Joaquín. Joaquín es el tipo con quien siempre me encontré en la salchichonería, mientras compraba salchichones.
Yo miraba mi álbum de fotografías y no deseaba que alguien me interrumpiera. Detesto cuando alguien me interrumpe en un momento de concentración. ¿Qué no ven que estoy ocupado? ¡Que se esperen! Joaquín tenía la rara habilidad de importunar en ese tipo de momentos. Como siempre, lo hizo.

-Hola Diego, ¿qué haces?
-(Estoy manejando un micro, imbécil). Viendo un álbum de fotos. ¿Tú qué haces por aquí? Pensé que los miércoles tenías clase de alemán.
-Sí, pero hoy decidí no ir. ¿De qué es tu álbum?
-De fotos.
-Ah, ya, es un álbum familiar… Yo en mi casa tengo muchas fotos que debería poner en álbumes.
-…
-A ver, déjame ver.
-No es precisamente un álbum familiar. Trae fotos de cosas antiguas, no creo que te interese. Con eso de que tú eres bien moderno…

Joaquín insitía en preguntarme qué traía mi álbum y deseaba con toda su voluntad hacer de mi álbum un miradero, satisfactor del morbo y de su voyeurismo. Pero yo no quería. Evidentemente, las fotografías que guardaba en mi álbum no le agradarían. Eran fotografías, dije la verdad, de cosas antiguas. Sé que soy excéntrico, y ésta era una de mis excentricidades, he de reconocerlo.

Joaquín tenía 57 años menos que yo. Cosa comprensible ya que es nieto de uno de mis mejores amigos. Empezamos a platicar de cómo era la comunicación en mi juventud, de cómo el correo electrónico comenzó a desplazar a las oficinas de correos, de qué era internet, de cómo jugaba éste un papel importante en el orden global. Ahora las cosas eran diferentes, pero yo guardaba en mi álbum algunos recuerdos de aquella era, época de oro de los ‘blogs’. Me preguntó qué era un blog.

Incliné el álbum y le mostré la siguiente fotografía:

Anuncios

Responses

  1. Es curioso como todo va a cambiar, antes eran folletines ahora blogs. ¿Qué sigue? Sigue escribiendo

  2. postea, postea

  3. ¡Cómo! ¿Los blogs pueden llegar a desaparecer?

    Podrán irse, pero las salchichonerías no les sobrevirán, estoy seguro.

  4. Ah caray viejo, no sabía que te gustaba el salchichón, jaja, saludos.

  5. Espero q no seas mi suegro, un saludo…

  6. Creo que serás un viejo enojón. Espero que no te parezcas a mi suegro, un saludo…

  7. Creo que serás un viejo enojón. Espero que no te parezcas a mi suegro, un saludo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: