Posteado por: Diego I. Rosales | 6 febrero 2007

El laberinto

No la había visto. Pero ya la vi. Fue el viernes. En verdad me gustó, salí tan emocionado que me creía alguno de los personajes.
Salí convencido de que la verdad se expresa siempre a la manera de un mito, por lo que el relato fantástico puede ser el más verdadero de todos. La realidad que muestran los periódicos es una realidad contingente. En un momento se esfuma de las manos. En cambio, fantasía propone un mundo que permanece, capaz de satisfacer los más profundos deseos del alma humana. y es allí en donde hay que encontrar lo ‘racional’.
Lo ‘racional’ no es quizá, lo matematizable, lo empírico o el fenómeno positivo, sino lo que mejor comprende nuestra persona en su totalidad. Lo que mejor llena de sentido las distintas dimensiones de la persona: intelectual, afectiva, psicológica, espiritual, corporal.
La película presenta a una niña que se evade de la realidad por medio de sus cuentos. Aparentemente ella vive en un sueño, de espaldas a la verdad. Pero la ‘verdadera verdad’ se encuentra en sus mitos, en sus ilusiones y en la esperanza de que el mundo sea un día mejor. Su padrastro, general fascista obsesionado con la construcción de un estado perfecto, es el ser humano cuando se deja llevar por la soberbia, es el hombre que cree que tiene la totalidad de la verdad, es aquél que está dispuesto a destruir el mundo en pos de ‘lo que es mejor para el mundo’.
Debemos creer, tener fe en el mito, poner nuestras esperanzas en el bien y no en la realidad de los noticieros. Como lo dice el maestro JRR Tolkien, la evasión no es perjudicial, sino el camino a lo que es verdaderamente real. ¿Quién puede culpar a un preso que sueña con el momento en que lo dejarán libre? De eso se alimenta, de eso vive y por eso sobrevive.
En términos de lo que el profesor Tolkien llamaba ‘aplicabilidad’ (nunca interpretar los relatos fantásticos como una ‘alegoría’, sino solamente en términos de su aplicabilidad), El laberinto del fauno’ muestra la capacidad de ‘fantasía’ para llevar al hombre a la salvación, a desenajenarse de sí mismo, a situar sus miras en un lugar más alto y más bello que la supuesta realidad de la horrorosa política y la infame economía. Y que es posible asirse a realidades mucho más sublimes, aunque muchas veces el mundo, gracias a nuestra libertad caída, no logre escenificar el verdadero bien.
Bravo por el señor Del Toro.
Anuncios

Responses

  1. Me alegra que te haya gustado. Es una gran película

  2. Tu estilo es un “estiercol de poca consistencia”.

  3. mejor dí “estiercol de poca consistencia”

  4. Sí, no escribas MIERDA. Hay miles de palabras mucho mejores que MIERDA para expresar lo que generalmente se entiende por MIERDA, de hecho, MIERDA es una palabra que no deberías ser escrita jamás, y mucho menos para publicar un comentario tan MIERDA en un blog que, si algo no tiene, es MIERDA.

  5. No escribas ‘mierda’ en mi blog, por favor

  6. y ya…porq tú lo dices Iñarritu es una mierda y del Toro es lo mejor? por algo ha ganado premios

  7. Sin duda una gran película. Quieres ver algo de fantasía y sales con toda una problemática. La historia es verdaderamente magnífica. No sé por qué me recordó algunas secuencias de Buñuel.

    ¿Por qué la gente aplude tanto a Iñarritu?

    Si existe un buen representante del cine mexicano es Guillermo del Toro.

  8. Salud!

  9. Sí, también por eso es TAN buena Big Fish, además de la fotografía.

    Bravo por el Sr. Del Toro y salud por la Fantasía


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: