Posteado por: Diego I. Rosales | 2 abril 2007

300

El domingo pasado fui al cine y vi 300.

A mi parecer, una gran película. Por un lado, tenemos una gran guión, con una estructura compleja y por el otro a sus personajes que, a pesar de ser simples, están trabajados. La manera en la que se le da tratamiento… bla bla bla.

A veces -en donde ‘a veces’ quiere decir ‘siempre’- detesto el lenguaje que utilizan algunos críticos o comentadores de películas o de literatura para hacer un ‘análisis’ (ya la palabra ‘análisis’ me repatea los cojones) sobre el libro que leyeron o la película que vieron. ¿Por qué no simplemente decir: “me gustó porque es emocionante, algunas partes son asquerosas y en otras simplemente me dormí” o algo como esto: “el libro está bien chafa, todo lleno de lugares comunes, algunas frases sueltas son buenas, pero no logran emocionarme y hacer que quiera seguir leyendo hasta el final”?

¿Por qué hay un lenguaje técnico para todo? Si bien es cierto que para garantizar cierta sabiduría sobre algo es necesario que ese saber genere su propio vocabulario, ¿por qué tiene que convertirse todo en un lugar común nefasto y artificial? Es como si para ser un buen crítico tienes que usar frases como: “me parece que la estructura del guión…” o “el fundamento de la novela es…” o “el hilo argumental [jajaja, qué cagada frase: ‘hilo argumental’]” o “la fotografía no le ayuda mucho, ya que la temática que plantea necesita de un arte mucho más maduro”, y un sinfin de graciosidades.

O, más allá de ser un buen crítico, es como si para poder apreciar una película y luego comentarla, necesites de ese lenguaje y esas ridiculeces cursis que sólo falsan una buena conversación sincera.

Cada vez que bebo una buena cerveza la disfruto y ya está, no tengo que pregonar la calidad de la malta y el sabor amargo que deja la espuma en mi paladar. Sólo digo: ‘maldita sea, esta cerveza está buenísima’ -se comprende que el ‘maldita sea’ no quiere aquí maldecir, sino agradecr al buen Dios haber permitido la invención de tal brebaje-. No tengo que dar a conocer los procesos de cultivo y fermentación para poder acreditarme como un buen cervezófilo.

Y nadie podrá negar que para disfrutar de una buena cerveza se requiere la misma sensibilidad que para poder disfrutar una buena película o una pieza literaria.

Por cierto, ‘300’ está poca madre.
Anuncios

Responses

  1. Juan: no mames. Bájale.

  2. Juan: no ataques a Edith.

    Diegue: muy bien, carajo.

  3. Hay que decir sobre el discurso de este post que está hilado con el culo. La conexión lógica de los argumentos está por la verga. Por lo demás, las proposiciones son pretensiosas y baladíes.

    Eso es una buena crítica, ¿ven?

    Señor anónimo aguafiestas: no mames. Bájale.

    Diegue: Bien por la cita del filósofo ése. Pero, ¿Edith no tenía nada que decir al respecto? ¿O te dio flojera?

  4. “6.54 Mis proposiciones esclarecen porque quien me entiende las reconoce al final como absurdas, cuando a través de ellas -sobre ellas- ha salido fuera de ellas. (Tiene, por así decirlo, que arrojar la escalera después de haber subido por ella.)
    Tiene que superar estas proposiciones; entonces ve correctamente el mundo.”

    Ludwig Wittgenstein, Tractatus Logico-Philosophicus, 6.54

  5. Se nota que eres filósofo, o mas bien, te gusta parecer filósofo.

    Critícas el lenguaje técnico de las críticas literarias o de cine, usando un lenguaje igual de técnico.

    ¡Hay que ser congruente coño! Si lo que quieres esque todos nos enteremos de lo que dicen las críticas, o te resulta pretencioso ese lenguaje y piensas que tendrían que usar palabras mas “de a pié”, el primero en hacer eso tendráis que ser tú cuando escribes a cerca de tus chorradas.

    ¿Porque a los filósofos os gusta tanto parecer y no ser?

    ¡Quitate el disfraz joder, que ya eres mayor!

    Me daré una vuelta mas adelante para ver si contestas a mi pregunta.

  6. ¿Por qué no solamente le dices: ‘Federico’?

  7. El lenguaje técnico es necesario sólo como un entretenimiento. Decir, “está poca madre” o “maldita sea la cerveza está buenísima”, ya es usar lenguaje técnico.

    Tienen razón, 300 está poca madre…

  8. Si fueras congruente con lo que planteas, hubieras escrito sólo esto:

    “Cada vez que bebo una buena cerveza la disfruto y ya está.”

    “‘300’ está poca madre.”

    Pero no importa, porque, técnicamente, el lenguaje técnico, en general, es adecuado. Es muy distinto decirle a alguien “Estimado Federico” a decirle “Pinche Federico”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: