Posteado por: Diego I. Rosales | 31 julio 2007

Orgullo

Es innegable que un buen post debe estar lo suficientemente cargado de originalidad como para que irrumpa en la realidad como algo novedoso. O no tanto así, pero la idea es ésa. Hace unos días platicaba con un muy querido amigo sobre la muerte de un afamado cineasta. Pero por mor de la buena educación y por mi exceso de orgullo, les remito al siguiente blog, cuyo autor se me ha adelantado en el camino respecto de la publicación de un post así:

http://karamazovi.blogspot.com/2007/07/ingmar-bergman.html

Requiescat in Pace, Magister Bergman.

Anuncios

Responses

  1. Bueeeee!

  2. Atascado

  3. Atascado

  4. No. Porque también tenía la conciencia vaga de que una película sobre un matrimonio había sido dirigida por este señor del nombre impronunciable (no por prohibición, sino morfológicamente imposible). Y ya que se murió vi muchas pelis suyas. Llevo tres esta semana.

  5. Sí, bueno… pero es que eres tú…

    Además de él sólo sabías que hizo El Séptimo Sello, como cualquier otro mortal…

  6. No es cierto: yo ya hablaba de Bergman antes de que muriera. Sólo que tú no me escuchabas.

  7. ¿Muerte y jugo de naranja? ¡Qué morboso!

    Y se repite la historia, sólo hablamos de los que hacen cosas grandes después de que han muerto. Si hablan de tí mientras estás vivo, dejarán de hacerlo cuando mueras.

  8. Tomo en cuenta el tip.

    Saludos queridito.

    P.D.
    Hablando de la muerte, ¿quieres un jugo de naranja?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: