Posteado por: Diego I. Rosales | 23 marzo 2008

Resucitó

Los cristianos celebramos hoy el día de la Resurrección de Jesucristo. Es el día en el que Él venció a la muerte por el Amor. En este acontecimiento se funda la fe cristiana y toda la liturgia, es en este día en el que adquieren sentido todas las demás creencias de la fe en Jesucristo. Es un acontecimeinto, sin duda, dificil de creer, pero que responde tan absolutamente a las exigencias del corazón humano que se vuelve razonable.

El Amor pudo más que la muerte, pudo más que la soledad, que el abandono, que el infierno. El Amor logró superar la vida biológica para encontrar un significado vital que es indestructible. Cito a Ratzinger:

“Encontrarse con el Resucitado es una experiencia que nada tiene que ver con el encuentro con otra persona de nuestra historia, pero no debe limitarse a unas charlas de sobremesa y al recuerdo que luego se fraguó de que vivía y que continuaba su obra. Si interpretamos así el acontecimiento, nos quedamos en lo puramente humano y le sustraemos lo que tiene de peculiar. Pero los relatos de la resurrección son distintos y más que unas simples escenas litúrgicas adornadas, pues muestran el acontecimiento fundamental en el que se apoya la liturgia cristiana. Nos muestran que la fe no nació en el corazón de los discípulos, sino que les vino de fuera y los fortaleció frente a sus dudas y los convenció de que Jesús había resucitado realmente. El que yacía en el sepulcro ya no está allí, él mismo -sí, él mismo- ha resucitado. Ha entrado en el reino de Dios y es tan poderoso que puede hacerse visible a los hombres, que puede mostrar que en él el poder del amor ha sido más fuerte que el poder de la muerte.

“Sólo si aceptamos seriamente todo esto seremos fieles al mensaje del Nuevo Testamento y sólo así matendremos su alcance universal e histórico. Tratar de quitar cómodamente la fe en el misterio de la intervención poderosa de Dios en este mundo y querer mantenerse a la vez en el ámbito del mensaje bíblico, no conduce a ningún sitio. Porque no satisface ni a la lealtad de la razón ni a la pretensión de la fe. Profesar a la vez la fe cristiana y la ‘religión dentro de los límites de la mera razón’ es imposible. Hay que elegir inexorablemente. El creyente comprobará cada vez más lo razonable que es confesar el amor que ha vencido a la muerte.”

Joseph Ratzinger: Introducción al cristianismo, pp.257-8.

Es común que se objete al creyente la irracionalidad del acontecimeinto de la resurrección. La fe es criticada de un acto que niega la razón y que da un salto al vacío, más o menos como Kierkegaard interpretaba el hecho religioso. Hay dos variables que han de ser articuladas para apoyar o negar la afirmación anterior: la razón y la fe. Parece que el contenido de la fe no puede estar de acuerdo con la razón. Lo que Ratzinger quiere decir es que el acontecimiento de la resurrección es un acontecimiento que supera al intelecto humano, que el relato bíblico muestra que lo que vivieron los apóstoles fue un hecho que, en primer lugar, les vino de fuera: les salió a su encuentro una realidad que ellos no eligieron y que les superaba con mucho, y en segundo lugar, que ese hecho colmó a tal grado las necesidades humanas de sentido, y que esa razón fue suficiente para creer.

No podemos dejar de lado la grandeza del acontecmiento mismo y sobresimplificarlo para hacerlo más comprensible al no creyente; es quitarle lo que tiene de grandeza y de misterio. Para que la fe pueda penetrar en el corazón es, pues, necesario, admitir la fragilidad de la persona, nuestra finitiud y nuestra gran necesidad de amor. Cuando admitimos que necesitamos y que deseamos un Amor absoluto, la fe cristina se torna esperanzadora y completamente razonable. El Amor, literal: el Amor, ha vencido a la muerte.

Feliz Pascua de Jesús Resucitado.

Anuncios

Responses

  1. No todos los cristianos festejamos la pascua este último domingo. Soy ortodoxo, aunque he de confesar que en cuanto al calendario la iglesia romano tiene toditita la razón.

    El amor venció al abandono, al infierno, a la muerte, pero justo porque el amor es hechura del abandono, del infierno y de la muerte. El amor venció a la muerte, pero eso mismo lo expresó San Juan Crisóstomo en la Liturgia: la muerte venció a la muerte. La resurrección, mejor dicho, la αναστασισ (porque anátasis no significa resurrección en sentido estricto) sobrepasa a la inteligencia, ¿Pero también a la razón? ¿No será más bien que la pasta de que está hecha la razón, la demostración, es la misma de que está hecho el acontencimiento por el que cristo se ha levantado de entre los muertos? Porque ese Cristo “resucitado” es la comunidad de los que le invocan y se han constituido en comunidad espiritual y por lo mismo divinizada en Él, y por que la única definición formal de la fe en toda la escritura es: “demostración (subrayo demostración) de las cosas que no se ven”. Христос Васкресе – Воистину Васкресе! Y además, opino que Hugo Sánchez debe renunciar a la selección.

  2. no creo que le hayas hecho justicia a kierkegaard, pero fuera de eso me gustó, felices pascuas

  3. Phoenix: creo la ‘racionalidad’ se puede tipificar como aquello que corresponde con las estructuras del corazón humano. Por ‘corazón humano’ no entiendo evidentemente el órgano que impulsa la sangre, pero tampoco aquella dimensión ‘afectiva’ del hombre, sino una dimensión que atraviesa a todo el ser humano (su cuerpo, su inteligencia, su voluntad, su memoria, su afectividad), que hace que nos demos cuenta si algo nos hace bien y nos realiza. El cristianismo, en ese sentido, es sumamente racional: logra saciar de manera cabal las necesidad de Amor infinito presentes en todo ser humano. Porque, si bien la verdad se puede expresar de muchas maneras, como lo señalas, lo que único capaz de satisfacer nuestra hambre de verdad es el encuentro con una persona que nos diga: te amo infinita y eternamente, independientemente de los ímbécil que puedas ser, no importa, yo estoy y soy para ti.
    Eso me cae que sí está cabrón, y sólo alguien como Dios podría hacerlo. Jesús dice que es Dios y que me ama así. Yo le creo. Por eso te decía que hay que repensar, más bien, la posmodernidad del cristianismo: reinterpretar la realidad desde una clave hermenéutica que otorgue sentido a la existencia, y no que la fragmente y debilite, como la posmodernidad irracionalista.

    Iván: creo que tienes razón en que nunca podremos hablar claramente. Estoy de acuerdo: el mundo y la verdad son tan grandes que siempre nos superarán, y lo único que podemos hacer es intentar comprender en la medida de neustras posibilidades. ¿Cómo saber que el amor ha vencido a la muerte? ¿Cómo se traduce eso en la vida práctica? Se traduce en amistad. Cuando te das cuenta que existen personas capaces de dar una amistad auténtica, una compañía, una entrega desinteresada, podemos comenzar a mirar que en el hombre no solamente hay un deseo de ser amado, sino una capacidad de amar que ha de ser exaltada, y que es capaz de dar sentido y de recibir sentido. En términos prácticos: no hay nada más cristiano que ofrecer al otro una sincera amistad desinteresada, llena, por supuesto de defectos, de carencias, de miserias, pero siempre bienintencionada: buscar siempre el bien del otro.

    Rodrigo: De acuerdo, bebamos cerveza. Te manda especiales saludos Dr. Ursus Amoris.

  4. Diego, comprendo lo que dices. Efectivamente concuero con lo que comentas. Quizá fue escrito con ligereza lo que comenté. La idea de mi comentario es comprender como justamente ese encuentro que Dios tiene con los hombres, y la interpretación de ese encuentro, ha sido sometido a una suerte de interpretaciones -bajo una orientación de pensamiento-, que en momentos no ha sido el más adecuado. Comprendo que ha respondido a un contexto histórico muy específico. Sin embargo, en ocasiones, y quiza mi no muy preciso y adecuado “pensamiento retrógrado”, a echo una deficiente y rígida intepretación del misterio que es la iglesia. Siempre tendremos el riesgo de que ese misterio no se entienta (pues honestamente nunca lo lograremos comprender en su totalidad)tal como es, y es lógico, pues Dios que se presenta a los hombres será siempre sujeto de recibir las categorías de intelección del momento en el que se esté (esas categorías o paradigmas se forman de muy distintos elementos, desde la propia mente del hombre, la cultura e incluso la propia psicología equilibrada o desequilibrada en algún caso, de los que reciben esa tradición). Por suerte, me alegra, que el misterio de encuentro con Dios es una cosa que, de primer orden, es personal.

    Saludos amigo ¿bebamos cerveza algún día de estos no?

  5. mmm no logro entender por completo el post.

    Primero, cómo entendemos el Amor Absoluto, qué es, cómo lo cuantificas. Cómo sabemos que el amor vence a la muerte?

    después, cómo toda esta explicación se vive en carne propia?, ¿Cómo es esto en la vida diaria? Sí no se discute en una sobremesa, en el sillón, tomando café, con alguien más, entonces donde y cómo se discute?

    No sé, solo creo que se entiende y se escribe en términos metafísicos, que en realidad no siempre sabemos de que hablamos y mucho menos creo podamos entenderlo. No sé, muchas prreguntas. En fin.

    Pasando a saludar pues.

    abrazo

  6. Phoenix: Habrá que repensar la posmodernidad desde coordenadas cristianas.

    Rodrigo: ¿Por qué piensas que la religión -católica- ha sido concebida en un pensamiento retrógrado? Creo entender lo que quieres decir, que a veces los cristianos nos volvemos retrógradas y nos inventamos morales y cadenas que la religión no tiene de suyo. Ok. Pero eso no quiere decir que la religión ‘haya sido pensada’ de manera retrógrada. Ya la expresión ‘ha sido concebida’ me suena extraña. Al menos para la fe cristiana, la religión no es precisamente ‘concebida’, o ‘pensada’, o ‘diseñada’, sino que es la expresión que toma la creencia de una comunidad -Iglesia- que se ha encontrado con Jesús.

  7. “Habrá que repensar la religión desde coordenadas posmodernas. A eso me aplico.”

    De acuerdo, aunque más bien, quisiera pensar que habrá que quitarle a la religión -católica- lo retrogrado del pensamiento vicioso en el que ha sido concebida.

  8. Yo sigo sin entender muchas cosas sobre la racionalidad del cristianismo, y no porque considere que la religión de la cruz sea “irracional”; porque de hecho, me parece que muchos caminos religiosos no lo son, así como otros sí. El problema es cómo tipificar la racionalidad.

    Yo, por lo pronto, me quedo con una postura pagano-agnóstica. Hay demasiadas cosas en el mundo que me hacen pensar que todo ha triunfado menos el Amor, como dices, pero que existe lo sagrado, que no puede encapsularse en una sóla fórmula religiosa.

    Me quedo, pues, con unas palabras que cita Ratzinger, que son de «el senador Símaco —imagen refleja de Varrón y de su teoría de la religión — regresó a la concepción neoplatónica hacia formulaciones sencillas y pragmáticas, que se hallan en su discurso de 384 ante el emperador Valentiniano II, en defensa del paganismo y a favor del restablecimiento de la diosa Victoria en el senado romano. Cito sólo la oración decisiva, ahora célebre: “Todos veneran una misma cosa, pensamos una misma cosa, contemplamos las mismas estrellas, el cielo encima de nosotros es único, nos envuelve un mismo mundo; poco importan las formas varias de la sabiduría mediante las cuales cada quien busca su verdad. No es posible llegar por un solo camino a un misterio tan grande”.» Joseph Ratzinger, Fe, verdad, tolerancia. El cristianismo y las religiones del mundo, Sígueme, Salamanca, 2005pag. 154.

    Habrá que repensar la religión desde coordenadas posmodernas. A eso me aplico.

    Abrazos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: