Posteado por: Diego I. Rosales | 26 abril 2008

Bucólica de la subjetividad

Al menos en lo que a mí respecta me parece impresionante ver cómo una hoja blanca -o amarillenta- de papel junto con un lápiz o una pluma pueden dar sentido a una tarde grisácea. Gris tanto por fuera como por dentro, en una bucólica de la subjetividad. Ya sea por unas, ya sea por otras, pero la actividad de escribir genera, o debe generar -porque así parece de acuerdo a sus efectos-, una sustancia que libera al espíritu no de sus ataduras sino de sus más íntimas pendejadas.

Anuncios

Responses

  1. Es que con el lenguaje hacemos nuestra subjetividad, es al hablar, al escribir que vamos articulando lo que todavía no tiene forma, antes de la palabra no hay nada.
    Me gustó tu blog.

  2. Estoy absolutamente de acuerdo contigo pimpollo. Sobre todo por lo de las pendejadas.

  3. Creo que no hay nada mejor mejor que una pelicula para una tarde gris, no inventes ja

  4. Hace mucho no pasaba por tu blog… Saludos!

  5. jajaja… muy buen texto amigo. ¿Cuándo qro.?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: