Posteado por: Diego I. Rosales | 13 agosto 2009

Audiencia 11 de agosto, LV Legislatura, Estado de Querétaro

Santiago de Querétaro, Querétaro, a 11 de agosto de 2009

A los Diputados integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales y a todos los legisladores.
PRESENTE

Honorables legisladores,
Agradezco la democrática oportunidad que da la LV Legislatura del Estado de Querétaro para que ciudadanos y ciudadanas expresemos nuestra opinión en lo que respecta a la propuesta de reforma del artículo 2o constitucional. Mi nombre es Diego Ignacio Rosales Meana, soy licenciado en filosofía y tengo estudios de posgrado en filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente trabajo como investigador en el Centro de Investigación Social Avanzada A.C.
En el tiempo que me ha sido concedido para esta audiencia, quiero hacer énfasis en la posibilidad que el Estado de Querétaro tiene para continuar por el camino de la construcción de una democracia. La instancia en la que me encuentro tiene la oportunidad de defender el más primario de los derechos, el derecho que permite que la sociedad y la comunidad se nutra y continúe en un camino de progreso: el derecho a la vida.
La preservación de la vida resulta indispensable para que el ser humano se desarrolle. El estado tiene la función de velar por el funcionamiento armónico de la sociedad y de sus individuos, entre los que se encuentran, por supuesto, el no nacido y también la mujer.
Ya se ha hablado y se ha demostrado con suficiencia que el embrión es un individuo de especie humana, que desde el momento de la fecundación hay un nuevo organismo, un sistema autónomo de metabolismo propio y criterios de regulación nuevos, que es un organismo independiente de la madre. Por eso, quiero concentrarme en la otra persona involucrada en esta reforma: la mujer y las obligaciones que como sociedad tenemos frente a ella.
Durante años la mujer ha sido utilizada como un objeto, ha sido considerada como si no fuera una persona con una dignidad y derechos iguales a los de todos los demás ciudadanos. Es hora de que esa historia termine. Es hora de que el Estado de Querétaro se pronuncie a favor de la mujer y la proteja del abandono y la soledad que prácticas como el aborto provocan. Una sociedad que acompaña, que cuida, que acoge, es una sociedad que da las condiciones necesarias para que los ciudadanos puedan desenvolverse libremente.    La propuesta de reforma de ley va en el camino correcto. ¿Cuántas madres solteras hay? ¿Cuántas familias fracturadas? ¿Cuántos niños sin padres tenemos? Proteger la vida desde el momento de la fecundación colaborará a construir una sociedad mucho más responsable, que se haga cargo de las nuevas vidas en lugar de abandonarlas a su suerte. Porque una sociedad mide su altura y su progreso según la capacidad que tenga de proteger la vida y de continuar con el proceso histórico de heredar su cultura a las vidas venideras.
Honorables legisladores, les hablo desde mi juventud. No es justo que una sociedad abandone a sus mujeres, no es justo que una sociedad le dé la espalda a los no-nacidos. Una sociedad democrática cuidará que la transmisión de la vida pueda llevarse a cabo de manera libre y digna, se encargará de que las mujeres sean tratadas siempre con el respeto y la dignidad que se merecen, por más dificultades que eso traiga consigo.
Si bien he venido aquí para hablar en favor de la reforma propuesta, quiero poner a su consideración que la mayor parte de los abortos en este país son llevados a cabo por mujeres que, en su embarazo, se han encontrado solas, que no han visto en su comunidad el apoyo necesario para sacar adelante a una familia, que al mirarse a sí mismas no ven más que la desesperanza, pues la sociedad ha sido incapaz de ofrecerles los medios materiales y espirituales necesarios para perseverar en su embarazo. Esa sociedad no es una entidad abstracta, no tiene un sujeto neutro, sino que somos todos nosotros, que no solamente somos responsables de nosotros mismos, sino que somos los primeros responsable de garantizar el bien común, de promover los bienes públicos, de cuidar a las instituciones que permiten que la vida sea transmitida dignamente y con libertad de una generación a otra.
La preservación de la vida resulta indispensable para que el ser humano se desarrolle. La función del estado debe ser velar por el funcionamiento armónico de la sociedad, y de sus individuos, entre los que se encuentra el no nacido y también la mujer. El criterio que nos haga optar y juzgar esta reforma deberá ser aquel que permita proteger la vida y concebir a la sociedad desde un constante mejoramiento económico, social y político, que vea sobre todo por los más débiles y marginados.
Una nota central y vertebral de un sistema democrático es que cada persona tiene una individualidad única y una vocación social que le permite hacer una contribución insustituible al bien común y a la generación de bienes públicos. En esa medida, el estado tiene la función de proteger aquellos derechos que permitan la realización de esas individualidades. Y no me refiero únicamente a la defensa de la vida desde el momento de la fecundación, sino a la defensa de las mujeres que quieran ser madres y que quieran transmitir la vida, y continuar con la construcción de una sociedad comunitaria, y que acompañe a sus ciudadanos.
Por ello, me parece pertinente enriquecer la reforma del artículo 2o de la Constitución -que protege la vida desde el momento de la fecundación-, con las necesarias reformas al código penal, de manera que la mujer que se encuentre embarazada sin haberlo deseado y que acuda a practicarse un aborto no sea jamás penalizada física o corporalmente, y de manera tal que el juez pueda transmutar la pena por asesoría médica y psicológica integral. Pues en la medida en que no se condene físicamente a la mujer que ha practicado un aborto, en la medida en que nos demos cuenta que todo aborto es un drama, podremos afirmar que nuestra sociedad es democrática. No somos nadie para condenar, pero sí estamos capacitados para proteger, para proteger la vida, y para proteger a la mujer.
Yo los invito a que pongamos las bases para construir una sociedad democrática, en donde ‘democracia’ signifique ‘acompañamiento’, signifique ‘derecho a vivir’. Los invito a que pongamos las bases para formar una sociedad que no abandone a sus ciudadanos y a sus ciudadanas, una sociedad que, en fin, permita hacer historia. Porque una sociedad que protege la vida desde la fecundación es una sociedad que podrá proyectarse hacia el futuro con todo el ímpetu y el brío que las nuevas vidas traen consigo.
Es hora de construir historia. Es hora de que el Estado de Querétaro continúe con el camino democrático que ya lleva andado, pues proteger la vida es proteger la primera condición de la democracia. Con esta reforma, se promueven no solamente la libertad y la igualdad, sino también la fraternidad y la solidaridad, pues la vida es primariamente vida en común, la persona es esencialmente un ser social. Y cuando se protege a la persona, se protege a la sociedad.
La propuesta de reforma del artículo 2o de la Constitución del Estado de Querétaro es una ley incluyente, pues reafirma la intuición primordial en la cual se fundamenta el estado moderno: la protección y el reconocimiento de los derechos de todas y de todos en favor de garantizar el desenvolvimiento de la humanidad.
Honorables legisladores, los invito a considerar esta propuesta de reforma, y a reconocer lo que en derecho y en justicia debe ser reconocido a todos: el derecho a vivir, porque consideramos que es bueno proteger la vida desde el momento de la fecundación y creemos de importancia capital que esa protección quede consignada en la Constitución de este Estado.

Diego Ignacio Rosales Meana
Investigador
Centro de Investigación Social Avanzada A.C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: