Posteado por: Diego I. Rosales | 2 noviembre 2009

Religión e identidad

Hipótesis: la religión colabora a construir la identidad personal en la medida en que abre a horizontes referenciales más altos a los del propio yo. Para que eso suceda, es necesario que la fe y la razón interactúen de cierto modo, y entender adecudamente la fe como una actitud de la razón, y no como algo extrínseco a ella (Joas; Ratzinger).

La religión, en este sentido, ayuda a que el yo pueda construir una imagen de sí mismo y, en esa medida, hablar de una existencia auténtica (Taylor). Los ídolos en el autoconocimiento (Scheler) pueden obnubilar a tal grado la razón que el yo tenga una imagen sobre sí mismo llena de fantasmas. Es ahí en donde la religión puede traer para la persona horizontes de juicio extrínsecos, siempre y cuando esa religión no sea endógena. Cone sto me refiero a que cuando la fuente de la creencia religiosa es el propio yo, esta religión evidentemente no escapará a los fantasmas del autoconocimiento (James). Sin embargo, si la religión es una religión exógena, es decir, que tiene su origen en una fuente distinta al propio yo, entonces es posible que el sujeto que la viva encuentre en ella criterios de juicio.

Para esto es importante, por supuesto, que haya una especie de purificación o criba que permita identificar qué creencias, prácticas o actitudes mantienen una visión idólatra de la religión y cuales no (Ricoeur). Así, en la medida en que una religión sea la respuesta de la razón ante las preguntas vitales y esta religión se viva de manera exógena, entonces se puede hablar de una religión que contribuye a la formación de la identidad del yo de manera sana.

Quedan, por supuesto, por ver, en qué medida esto es posible en una sociedad secular, así como sacar las conclusiones correspondientes de el argumento presentado sobre si la religión podría o no ser entendida como una respuesta moderna (Taylor) de la subjetividad.

Anuncios

Responses

  1. Yo no entiendo qué es eso de horizontes referenciales más altos.

    • Por ‘horizontes referenciales más altos’ me refiero a conceptos que n han surgido del yo, y que colaboran a que este yo pueda formarse una idea de sí mismo. Les llamo ‘más altos’ para utilizar una metáfora que ayude a comprender que esos conceptos no surgieron originalmente de la subjetividad, sino que esta subjetividad los ha obtenido de fuera. Por otro lado son ‘más altos’ en el sentido moral, es decir: el yo se forma a sí mismo de acuerdo a una idea. Esta idea es ‘más alta’ en la medida en que obliga al yo a escalar moralmente. Es como una utopía. La religión es capaz de proveer al yo de esa idea.

  2. Esto está muy fregón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: