14 de marzo

Dos sucesos sucedieron un día como hoy, pero uno en 1879 y otro en 1883. Ambos fueron, seguramente, providenciales y prueban, más o menos, la existencia de Dios. A pesar de que ninguno de los dos sujetos que tienen que ver con estas efemérides fue creyente (uno ateo y el otro agnóstico o deísta), fue una gran fortuna para la humanidad.
El 14 de marzo de 1879 nació uno de los más grandes científicos que ha dado la humanidad. Albert Einstein abre por primera vez los ojos. Casualmente, como todos los demás recién nacidos, lloró.

También un 14 de marzo, pero 4 años después, es decir, en 1883, murió Karl Marx. Casualmente, como todos los muertos, no lloró.

Requiescat in pace, Karl Marx.

Anuncios