Wisdom

“¿Por qué los granos salen sobre todo en la cara? ¿Es porque la zona es porosa y tiene humedad? La prueba es el crecimiento de los cabellos y la fuerza de las sensaciones: el grano es como el afloramiento de alguna humedad sin cocer.”

Aristóteles: Problemas, XXXVI, 3, 965b15
Anuncios

Ambición II

CXLVII.
EL DINERO SE ESCONDE
“Voy a relatar el mayor secreto que conozco”, decía un ilustre filósofo que reventó de tanto pensar. Y añadió, no sin haber tomado precauciones contra algún cataclismo repentino:
“Pues bien, amigo míos, ¡el dinero se esconde!“.
León Bloy: Exégesis de los lugares comunes, Primera serie, CXLVII.

Ambición

XIV.
NO SE PUEDE TENERLO TODO

“Tal vez sí, sobre todo cuando se tiene la ley de tu parte, como acabamos de ver. Pedir el resto por añadidura, sería querer comerse el mundo. Ahora bien, el Burgués es como Dios, él no pide tanto. Despreciador de lo infinito y de lo absoluto, sabe contenerse. ¿Quién iba a saber hacerlo mejor que él? ¿Acaso su única preocupación, su trabajo de siempre, desde la infancia, no es poner límites por todas partes?
“Observad la moderación de este lugar común. No dice: No se debe, sino no se puede. El Burgués debería tenerlo todo, puesto que todo le pertenece, pero no puede cogerlo todo, abracarlo todo, porque tiene unos brazos demasiado pequeños. ‘Miseria de gran señor -dijo Pascal-, miseria de un rey destronado’.
“Cuando a una pregunta imprevista, mi tendero me responde con una franca sonrisa que no se puede tenerlo todo, el buen hombre tal vez imagina que no ha hecho más que soltar un modesto eructo. Por mi parte me ha parecido oír la lamentación de Prometeo…
“¡No tenerlo todo! ¡Qué desgracia! Me pregunto cómo esta frase -que parece una recriminación sobrenatural proferida sin descanso por millones de gargantas sublimes mientras elevan sus ojos al firmamento- no hace estallar algo en el cielo.”
León Bloy: Exégesis de los lugares comunes, Primera Serie, XIV.

Battersea

Ésta es la central eléctrica de Battersea, un municipio londinense. Eso es Inglaterra, por supuesto.
Muchos creen que gracias a su diseño bien acá (justo por eso se distingue el Art Nouveau, por ser bien acá), y su gran tamaño es un icono de la era industrial. Yo más bien creo que sus cuatro torres dan la impresión de que no es una central eléctrica, sino una vaca que fue tacleada y quedó con las patas hacia arriba.
También es digno de contarse que sale en la portada del disco Animals de Pink Floyd mientras es sobrevolada por un marrano gigante que cuida que todo salga bien.