De ahí toma nombre

La tragedia de Prometeo Encadenado de Esquilo comienza, precisamente, con el encadenamiento de Prometeo. Creo que de ahí toma nombre la tragedia. Una de las cosas que más me gustaron es que son dos personajes de singulares nombres quienes atan al Titán griego: ‘Fuerza’ y ‘Violencia’.

Está chistoso cómo Esquilo, en lugar de dar a sus personajes dos nombres de persona, utiliza los vocablos que se emplean para nombrar aquello que quiere representar.

Esto me recordó un poco al teniente Dunbar cuando, en Danza con Lobos, los indios americanos lo bautizan como Danzaconlobos. Creo que de ahí toma nombre la película.

Esto es una buena cosa. Pero también me parece que los nombres con los que contamos en el castellano están bien. Si bien no denotan descriptivamente lo que hace la persona, nos dan la capacidad de dotar de significado a nuestro nombre según lo que hagamos, según nuestra propia biografía. Así, decir ‘Goethe’ es decir ‘Geniodelaliteraturauniversalydelasletrasalemanas’. Decir ‘Sancho Panza’ es decir’Gorditorealistadelsentidocomún’. Decir ‘Cepillín’ es decir ‘Payasodelos90’2quecantabaalgosobreunaferia’. Si nuestra propia vida es un espacio para la narración, si existir consiste en narrar, entonces esto también aplicará a las novelas y a cualqueir narración, que podrá autonombarse, al narrarse. Por ejemplo, ‘Cien años de Soledad’ es la condena a la cual están sometidas las estirpes que no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra. Y de ahí toma nombre la novela. Creo.

Todo esto me recuerda cuando Maximus Decimus Meriduis le dice al emperador que se llama Maximus Decimus Meridius. Pero antes le dice: ‘My name is Gladiator’. ¿Ven? La película, creo que de ahí toma nombre.
Hay muchas narraciones que toman nombre de sí mismas, y podría poner muchos ejemplos. Por mencionar uno podría decir, mmm…, por ejemplo, este escrito.
Anuncios